Reduzca el riesgo de padecer cáncer de piel

Vivimos y crecemos bajo del sol, pero debemos protegernos de sus rayos, todo el año. El sol nunca deja de emitir rayos ultravioleta (UV) solo porque nosotros estamos armando muñecos de nieve. Necesitamos la luz solar para llevar una vida saludable, pero ¿qué puede hacer para tener la seguridad de que está protegido?

Primero, conozca los riesgos

Ninguna piel es inmune al sol. Mientras que las personas de piel blanca tienen la tasa de cáncer de piel más alta, las personas con piel más oscura también están en riesgo. En resumidas cuentas, todas las personas deben protegerse la piel de los dañinos rayos UV.

Algunas personas tienen mayor riesgo de contraer cáncer de piel. Tenga mucho cuidado si presenta alguna de estas características:

  • Cabello rubio o colorado
  • Ojos azules o verdes
  • Ciertos tipos de lunares
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel
  • Muchos lunares
  • Antecedente personal de cáncer de piel
  • Piel adolorida cuando está expuesta al sol
  • Piel que arde, se enrojece o manifiesta pecas con facilidad

Las personas que usan cabinas de bronceado, camas de bronceado, camas solares o lámparas solares también corren mayor riesgo. Aunque los rayos UV no provienen del sol, siguen siendo peligrosos.

Reduzca el riesgo

Cuando esté al aire libre, protéjase del sol. Incluso los días brumosos y nublados. El daño solar también puede provenir de los rayos UV que se reflejan en el agua, en vidrios e incluso en el cemento. 

A continuación, ofrecemos algunos consejos de protección de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades:

  • Evite el bronceado en interiores
  • Manténgase a la sombra, en especial al mediodía
  • Los paraguas no solo sirven para la lluvia, también pueden bloquear el sol.
  • Use protector solar con factor de protección (SPF) 15 o más y uno que brinde una protección de amplio espectro (es decir que lo proteja de los rayos UVA y UVB).
  • Use un sombrero con visera amplia que cubra la cara, la cabeza, las orejas y el cuello.
  • Use ropa que cubra los brazos y las piernas.
  • Use gafas de sol envolventes que bloqueen los rayos UVA y UVB.

Por último, el horario es fundamental. El sol es más peligroso en Estados Unidos entre las 10 a. m. y las 4 p. m. En Norteamérica, los rayos UV son más fuertes durante la primavera y el inicio del verano.

¿Desea obtener información sobre salud y bienestar? Visite Capital Journal para ver más artículos. 
¿Está interesado en ver información sobre medicamentos? Visite nuestra sección educativa sobre medicamentos recetados.


Fuentes: Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades, Skin Cancer Foundation

La información que se brinda está dirigida al público en general. Capital BlueCross y sus empresas afiliadas consideran que este recurso de educación de la salud brinda información útil, pero no asumen ningún tipo de responsabilidad con respecto a su uso.