Concientización sobre la salud mental: lo que debe saber

Una enfermedad mental es una afección que afecta el pensamiento, los sentimientos, el comportamiento o el estado de ánimo de una persona. 

Estas afecciones pueden tener un impacto en la vida diaria y también pueden afectar la capacidad de relacionarse con otras personas.  Las afecciones de salud mental son mucho más comunes de lo que usted piensa, principalmente porque a las personas no les gusta hablar o tienen miedo de hablar sobre ellas. Sin embargo: 

  • 1 de cada 5 adultos estadounidenses presenta una enfermedad mental cada año
  • 1 de cada 25 adultos estadounidenses desarrolla una enfermedad mental grave cada año
  • 1 de cada 6 jóvenes estadounidense de 6 a 17 años recibe un diagnóstico de trastorno mental cada año
  • El 50% de todas las enfermedades mentales que se presentan en el curso de la vida comienza a los 14 años, y el 75% a los 24 años

Capital BlueCross puede ayudar con la atención virtual

Si es miembro de Capital BlueCross, repase los beneficios de su plan o comuníquese con la oficina de RR. HH. de su empleador para ver si tiene acceso a la atención virtual, que ofrece sesiones de aesoramiento desde la comodidad y privacidad de su hogar

Conozca más

Una afección de salud mental no es el resultado de un evento.

Las investigaciones señalan múltiples causas relacionadas.  Los factores genéticos y ambientales, y el estilo de vida tienen todos algo que ver.  Un trabajo o una vida personal estresante hace que algunas personas sean más susceptibles, lo mismo sucede con los eventos traumáticos. La forma en que las sustancias químicas actúan en el cuerpo, los circuitos y la estructura básica del cerebro también puede desempeñar un papel.

Esto no significa que usted tiene algún problema o que usted, o su familia, hizo algo "malo". Uno no tiene la culpa de tener una enfermedad mental. Y para muchas personas, la recuperación es posible, especialmente cuando comienzan un tratamiento de forma temprana y participan activamente en el proceso. Hay esperanza de volver a tener un papel significativo en la vida social, la escuela y el trabajo. 

Síntomas

Cada enfermedad tiene sus propios síntomas, pero las señales comunes de la enfermedad mental en los adultos y adolescentes pueden incluir estas:

  • Abuso de sustancias como alcohol o drogas
  • Un miedo intenso de subir de peso o preocupación por la apariencia 
  • Evitar amigos y actividades sociales
  • Cambios en los hábitos alimenticios (más hambre, falta de apetito, etc.), deseo sexual o hábitos del sueño
  • Cansancio y falta de energía
  • Pensamiento confuso o problemas para concentrarse y aprender
  • Dificultar para entender o relacionarse con otras personas
  • Desafíos en la comprensión de la realidad (delirio o experimentar y sentir cosas que no existen)
  • Preocupación o miedo excesivo
  • Cambios extremos en el estado de ánimo, incluidos "picos" incontrolables o sensaciones de euforia 
  • Tristeza o depresión excesivos
  • Dificultad para completar las actividades diarias o para manejar los problemas diarios y el estrés
  • No poder percibir los cambios en los sentimientos, el comportamiento o la personalidad
  • "Falta de percepción" o la incapacidad de reconocer la afección mental
  • Múltiples dolencias físicas sin causas aparentes (como dolor de cabeza, dolor de estómago, "dolores y malestares" vagos y constantes)
  • Sentimientos prolongados o profundos de irritabilidad o ira
  • Pensamientos suicidas 

Las afecciones mentales también pueden desarrollarse en los niños pequeños.

Debido a que todavía están aprendiendo a identificar y hablar sobre sus pensamientos y emociones, sus síntomas más obvios están en el comportamiento. Los síntomas en los niños pueden incluir estos:

  • Cambios en el rendimiento escolar
  • Preocupación o ansiedad en exceso, por ejemplo, enfrentamiento a la hora de ir a la cama o escuela
  • Pesadillas frecuentes
  • Desobediencia o agresión recurrente
  • Berrinches recurrentes
  • Hiperactividad 

Diagnóstico

Si tiene síntomas, hable con su médico. Para muchas personas, obtener un diagnóstico certero es el primer paso para realizar un tratamiento.  Los tratamientos para las enfermedades mentales varían según el diagnóstico y la persona.  No hay un enfoque único para todos. Entre las opciones de tratamiento se incluyen medicamentos, asesoramiento (terapia), apoyo social y educación.  Por lo que conocer sus preferencias y objetivos lo ayudarán. 

Dónde conseguir más ayuda

  • No tenga miedo de pedir ayuda si usted u otra persona que conoce la necesita. Aprender todo lo que pueda sobre la salud mental es un importante primer paso. 
  • Si usted o alguna persona que conoce necesita ayuda ahora, llame a la National Suicide Prevention Lifeline de inmediato al 800.273.8255 o al 911.
  • También puede comunicarse con su médico de cabecera o la autoridad de salud mental del estado/condado para conocer más recursos. 
  • Además, verifique si su empleador ofrece un Programa de Asistencia al Empleado (EAP), el cual puede brindar sesiones de asesoramiento gratis.

Fuentes: "Know the Warning Signs | NAMI: National Alliance on Mental Illness". National Alliance on Mental Illness, www.nami.org/About-Mental-Illness/Warning-Signs-and-Symptoms. Último acceso el 13 de mayo de 2020

La información que se brinda está dirigida al público en general. Capital BlueCross y sus empresas afiliadas consideran que este recurso de educación de la salud brinda información útil, pero no asumen ningún tipo de responsabilidad con respecto a su uso.