Vivir con asma y cómo manejar la enfermedad

El asma puede ser dolorosa y aterradora. Nadie quiere tener la sensación de que no puede respirar. Si piensa que tiene asma, hable con su médico. Hay exámenes y tratamientos que pueden ayudarle a respirar mejor, literalmente. 

¿Qué es el asma?

El asma ocurre en los pulmones cuando se inflan o hinchan. Esta irritación puede causar espasmos cuando inhala, lo que dificulta la respiración. Suena sencillo, pero diagnosticar asma es difícil, especialmente en los niños menores de cinco años. Para averiguar si usted o su hijo tiene asma, consulte a su médico o proveedor de atención de la salud. Ellos revisarán si tiene alergias y evaluarán la salud de sus pulmones. Pueden hacerle las siguientes preguntas:

  • Sus problemas respiratorios, ¿empeoran luego de hacer actividad física?
  • ¿Ocurren durante ciertos momentos del año?
  • ¿Siente tensión en el pecho o un silbido?
  • ¿Tiene resfríos que duran más de 10 días?
  • ¿Tiene problemas para hacer ciertas actividades?
  • ¿Tiene antecedentes familiares de asma, alergias u otros problemas respiratorios?

Es posible que su médico realice una prueba de la función respiratoria llamada espirometría. Esta prueba muestra cómo están funcionando sus pulmones. Mide la cantidad de aire que puede exhalar luego de respirar profundo.

¿Qué es un ataque de asma?

Un ataque de asma puede ser aterrador porque se siente como que no entra suficiente aire a sus pulmones. Un ataque puede incluir lo siguiente:

  • Opresión en el pecho
  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Silbido

El pánico que siente una persona puede empeorar estos síntomas.  Por eso es bueno saber las señales de advertencia tempranas de un ataque.

Conozca los síntomas de un ataque de asma:

  • Irritabilidad o mal humor
  • Ojeras
  • Fatiga
  • Nervios o inquietud 

Cómo controlar un ataque de asma

Puede controlar su asma alejándose de las cosas que desencadenan un ataque. Se llaman "desencadenantes". Cada paciente con asma tiene diferentes desencadenantes de asma. Conozca cuáles son sus desencadenantes y haga lo mejor para evitarlos. Si no lo puede hacer, prepárese para un ataque de asma. Mantenga a mano los medicamentos recetados y otros tratamientos que su médico o proveedor le haya indicado.

Algunos de los desencadenantes más comunes son estos:

  • Alérgenos de cucaracha
  • Ácaros 
  • Infección, como gripe
  • Moho
  • Contaminación del aire exterior
  • Mascotas
  • Humo de madera o césped quemado
  • Humo de cigarrillo

Tratamiento para el asma

El mejor paso para evitar los ataques de asma es el tratamiento indicado por un médico o un profesional de la salud. Hay medicamentos para ayudar a sus pulmones a funcionar correctamente. 

No todas las personas toman el mismo medicamento. Algunos medicamentos vienen en forma de inhaladores (inhalas el medicamento) y otros en pastillas. Algunos medicamentos son de acción rápida y otros son de control a largo plazo. Por lo general, los de acción rápida se recetan para controlar los síntomas de un ataque de asma. Los medicamentos para el control a largo plazo lo ayudan a tener menos ataques y más leves, pero no funcionan cuando realmente está teniendo un ataque.

Ayuda para los miembros

Nuestros miembros pueden trabajar con enfermeros registrados y trabajadores sociales con licencia. Brindan apoyo, educación y coordinación de servicios para necesidades médicas complejas como el asma. Obtenga más información sobre nuestros programas de manejo de la atención o llámenos al 855.924.6448.


¿Desea obtener información sobre salud y bienestar? Visite Capital Journal para ver más artículos. 
¿Está interesado en ver información sobre medicamentos? Visite nuestra sección educativa sobre medicamentos recetados.


Fuentes: Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades, Medlineplus

La información que se brinda está dirigida al público en general. Capital BlueCross y sus empresas afiliadas consideran que este recurso de educación de la salud brinda información útil, pero no asumen ningún tipo de responsabilidad con respecto a su uso.