¿Qué es una HSA?

Una cuenta de ahorros de salud (HSA) es como una alcancía donde puede depositar contribuciones antes de impuestos para ayudarle a pagar su atención médica. 

Cuenta de ahorros de salud 101

Mantenga su dinero para la atención de salud bajo su control y en su bolsillo.  

Para calificar para una HSA, debe inscribirse en un High Deductible Health Plan (QHDHP) calificado por el IRS. Por lo general, estos planes grupales tienen primas y gastos máximos de bolsillo más bajos a cambio de un deducible más alto.

Ventajas de la HSA 

  • Usted decide cuánto dinero ahorrar. 
  • Las contribuciones antes de impuestos disminuyen sus ingresos gravables
  • Las ganancias exentas de impuestos perciben intereses y generan ahorros libres de impuestos.1
  • Los fondos sin usar se transfieren de un año al otro.
  • Usted conserva el dinero si cambia de empleador o se pasa a un plan de salud diferente.
  • Los fondos pueden retirarse para cualquier fin sin penalidad después de cumplir 65 años de edad (se pueden aplicar impuestos).
  • Use el dinero para pagar gastos médicos elegibles para usted y su familia.

¿Puedo abrir una HSA?

Para participar de una HSA, las personas deben cumplir con los siguientes requisitos: 

  1. Estar inscrito en un High Deductible Health Plan (QHDHP) calificado por el IRS
  2. No ser declarado como dependiente en la declaración de impuestos de otra persona
  3. No estar cubierto por otro seguro de salud ni estar inscrito en Medicare 

¿Cómo abro una HSA y realizo contribuciones?

Primero, hable con su empleador, quien ya debe haber hablado con un administrador de HSA. Pueden ofrecerle retener dinero antes de impuestos de su salario para contribuir a su HSA en su nombre, lo que hace que las ventajas de ahorro fiscal sean aún más fáciles. 

Incluso si su empleador no lo ayuda con la apertura de su HSA, usted aún puede abrir una al comunicarse con su banco o cualquier administrador de HSA de su elección.  Lo ayudarán con las contribuciones y los retiros, a menudo con una tarjeta de débito.

Tiene que dejar de hacer contribuciones a su HSA si ya no está inscrito en un QHDP o cuando sea elegible para Medicare. Sin embargo, puede continuar usando el dinero de su cuenta para pagar los gastos médicos elegibles libres de impuestos por el resto de su vida.

Límites del IRS

El IRS establece límites sobre la cantidad que puede contribuir libre de impuestos cada año. El IRS también determina el tipo de plan de salud que califica como un QHDHP. Por lo general, estos límites cambian cada año.

  2019 2020 2021

Límites de la HSA

Individuo

Familiar

Individuo

Familiar

Individuo

Familiar

Contribución máxima de la HSA2

$3,500

$7,000

$3,550

$7,100

$3,600

$7,200

  2019 2020 2021

Límites del QHDHP 

Individuo

Familiar

Individuo

Familiar

Individuo

Familiar

Deducible mínimo del QHDHP3

$1,350

$2,700

$1,400

$2,800

$1,400 
(sin cambio)

$2,800 
(sin cambio)

Gasto máximo de bolsillo3

$6,750

$13,500

$6,900

$13,800

$7,000

$14,000

Gastos médicos elegibles

Los fondos de su HSA se pueden usar para pagar casi todos los gastos de atención de salud. A continuación, incluimos algunos ejemplos comunes de gastos elegibles y no elegibles. Revise la publicación del IRS 502 para obtener más información.

Gastos médicos elegibles

  • Servicios dentales
  • Anteojos/lentes de contacto
  • Audífonos
  • Fertilización in vitro
  • Cirugía LASIK
  • Primas de atención a largo plazo
  • Deducible médico, copagos y coseguro
  • Medicamentos recetados
  • Sillas de ruedas 

Gastos médicos que no son elegibles

  • Gastos de entierro/funeral
  • Cosmética
  • Cirugía cosmética 
  • Tarifas de gimnasio
  • Primas de seguro de vida
  • Ropa de maternidad
  • Tratamientos de spa
  • Bebidas y alimento especial

1Las ventajas fiscales varían de un estado a otro, consulte con su asesor fiscal respecto a sus circunstancias específicas.

2Este es el monto máximo libre de impuestos que puede contribuir a su HSA. Las personas mayores de 55 años pueden contribuir $1,000 más por año como una contribución compensatoria.

3Estos son los límites establecidos por el IRS. El monto deducible real y los gastos máximos de bolsillo los determina el QHDHP que su empleador ofrece y deben estar dentro de estos límites.